Configure su percepción de éxito, antes que la idea de fracaso.

Image by Elmer L. Geissler from Pixabay con fines ilustrativos

¿Cómo reconoce que está ante una situación o circunstancia de fracaso?

Según Oxford Languages el fracaso se define como; «resultado adverso en una cosa que se esperaba sucediese bien».

Lo que me lleva a pensar que para determinar el fracaso en un área de nuestra vida primero tenemos tener claro la percepción de éxito.

Además, si me inspiro en la frase de Donald Kendall, «El único lugar donde el éxito viene antes del trabajo es en el diccionario». Puedo asegurar que en el diccionario está primero éxito que fracaso, para sustentar la idea central de esta entrada.

De la misma fuente de donde tomé la definición de fracaso señalo la de éxito; «cosa que supone un éxito o resultado feliz»

¿Resultado feliz?

Existen factores externos que condicionan nuestra percepción del éxito, una calificación, una gratificación en nuestra carrera profesional o deportiva, por poner algunos ejemplos.

También existen factores internos que pesan en como determinamos el fracaso y el éxito, sentir que no dimos todo nuestro esfuerzo, creer que no estudiamos lo suficiente o no haber prestado toda nuestra atención a algo.

Sin embargo, nuestra percepción del fracaso casi nunca es el resultado de un solo pensamiento, la mayoría de las veces es el resulta de la manera en que contrastamos las razones de mi fracaso respecto al éxito de otras personas.

Comparar mi éxito con el de otras personas puede resultar ser el fracaso más concreto, ya que la percepción de haber logrado o no algo, es un proceso intrapersonal.

Configure su éxito y su idea de fracaso

  • Defina claramente los objetivos de sus acciones, emprendemos proyectos aun sabiendo de que no serán fáciles, por ejemplo, matricular una carrera y que resulte muy difícil ganar los primeros cursos, pero intentarlo es parte esencial de los objetivos propuestos.
  • Utilice la metodología SMART para definir el objetivo principal de cualquier proyecto, le comparto una imagen que indica el significado de cada uno de los conceptos que conforman este concepto.
Tomado de abasto.com
  • Pondere los resultados obtenidos en el proceso de alcanzar una meta, desde luego que no lograrla es ese resultado adverso que define fracaso, pero es cierto también que hay enseñanzas positivas a rescatar y que nos ayuden a un mejor intento.
  • Gestione sus emociones respecto a cualquier resultado contrario a lo esperado, es permitido y hasta muy humano sentirse desanimado por un instante, tómese su tiempo y continúe adelante.
  • Celebre cada logro que alcanza en el proceso que le permite alcanzar el tipo de éxito que usted ha definido, asuma su responsabilidad, aplique las mejoras necesarias y acepte que todo es parte del proceso.

Espero que mis ideas le aporten en su la configuración de su éxito, gracias por leerme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.